Ir al contenido principal

Entrada destacada

Presentación

Tradicionalmente, nuestras abuelas han realizado jabón a partir de las grasas sobrantes, ya sean de origen vegetal o de origen animal (grasas y sebos). Los ingredientes que empleaban, además de las grasas, eran el agua y la sosa. En cada sitio y en función del tipo de grasa se utilizaban distintas proporciones. A este jabón, se le llamaba JABÓN DE CASCOTE y era un jabón en ocasiones muy basto, que se utilizaba para casi todo.
Los tiempos han cambiado, la alimentación no es igual a la que era antes, limitamos mucho el uso de grasas animales y utilizamos aceite vegetal de más calidad.
El resultado es que el aceite que llevamos a reciclar puede ser un aceite excelente para hacer jabón (sobre todo si usamos aceite de oliva) y lógicamente el jabón obtenido con este aceite, ya no se parece nada al tradicional JABÓN DE CASCOTE si no más bien al JABÓN DE CASTILLA que era un jabón muy fino de uso cosmético, elaborado con aceite de oliva que se exportaba desde la Corona de Castilla a numerosos…

Jabón líquido/gel

Ingredientes:
100 gr de jabón*
400 - 450 ml de agua caliente (orientativo)


Utensilios:
rallador de agujero grande
molinillo
batidora de varillas
recipiente
lengua de silicona

Metodología
Se pone en un recipiente el jabón rallado en escamas, se va incorporando poco a poco el agua caliente dando vueltas con la lengua de silicona. Se sigue echando agua hasta obtener un gel estable. Este gel tiende a espesarse al enfriarse pero volviendo a añadir agua se recupera la textura deseada.

Si se quiere un gel más fino se pasa el jabón rallado por el accesorio picador de la  batidora o por un molinillo hasta conseguir jabón en polvo. A este jabón se le añade el agua caliente agitando con la batidora de varillas a mínima velocidad teniendo cuidado para que no se forme mucha espuma. Queda un gel fino, sin grumos y estable, semitransparente cuando reposa y no modifica su textura.

Usos
  • Limpiador del hogar
Como gel limpiador para cocina y baño.
Como detergente líquido para lavadora.

  • Cosmético
Al gel obtenido se le pueden añadir unas gotas de aceite esencial (no más de 4-5) para obtener el aroma y las propiedades que deseemos que tenga el gel y unas gotas de colorante (alimentario o a base de glicerina específico para jabones) si queremos obtener un color distinto.  Este gel  puede usarse para uso corporal. Y resulta mucho más hidratante que casi cualquier gel comercial.


* Cantidades calculadas para el jabón base realizado en el taller, utilizando otro jabón base pueden variar. Además, variando la cantidad de agua se varía la textura y transparencia del gel y también el poder limpiador. Si el agua es muy dura utilizar agua destilada o mineral.

Entradas populares